Extraterrestres. El secreto mejor guardado

Si tuviera que definir "Extraterrestres: el Secreto mejor guardado" diría que es algo así como una ametralladora de informaciones como piezas de un puzzle que se colocan mágicamente para componer otra Realidad. Durante los meses que lo escribí sentía una inmensa sensación de liberación al colocar todas esas informaciones de campos tan dispares como la física cuántica, psicología, psiquiatría, filología, cine, literatura de ciencia ficción, historia oculta, arqueología, biofísica, astronomía, sociedades secretas, ciencia censurada, espiritualidad, religión..., todo el conocimiento que nos han ocultado y que puede cambiar, que va a cambiar, de hecho, el destino de la Humanidad.

Porque, este libro, dejémoslo claro, no trata exactamente de platillos volantes (aunque sí habla de naves espaciales, tecnologías secretas y más) sino de los grupos que han conocido esa información y para lo que la han utilizado. A través de sus 13 capítulos, no sólo la historia del siglo XX adquirirá una explicación lógica y coherente sino la del propio Ser Humano, desembocando en el momento presente y la más rabiosa actualidad política. Los que sigan mi página desde hace tiempo (y colaboradores) disfrutarán de su lectura y encontrarán detallitos (guindas) que les sorprenderán, mientras que las personas que no conozcan este tema, abrirán sus mentes a otra dimensión desde una perspectiva terrícola, racional.

En realidad, el libro (con la estructura narrativa de una novela de antisuspense pues en cada página se van desvelando secretos) está concebido con dos (o más niveles de lecturas), un poco, inspirándome en Los Simpson. Es decir, el que no sabe nada sobre el tema se va a enterar de tantas cosas que su vida ya no será la misma después de haberlo leído; he sido mucho más didáctico de lo que normalmente soy, pensando en que este libro LO TIENE QUE LEER TODA LA HUMANIDAD (así, sin temor a la prepotencia). Pero el que sabe mucho, al mismo tiempo, va a tener detalles con los que disfrutar y profundizar en sus conocimientos, captando cosas que el lector primerizo no captará... (El libro tiene unas cuantas guindas que hay que saber ver. Os aconsejo que sólo lo leáis cuando estéis plenamente concentrados para no perderos una línea).