Lluís Botinas

Lluís Botinas i Montell (Barcelona, 1944).Licenciado en Economía. Doctorando en Sociología con el proyecto de Tesis Doctoral: ¿ES EL SIDA LO QUE SE CREE QUE ES? Inferencias acerca de la Medicina, la Ciencia y la Sociedad Occidentales Modernas.

Miembro, impulsor y fundador de diversas organizaciones en distintos ámbitos sociales, políticos y culturales. Presidente desde julio de 2005 de PLURAL-21, Asociación para el cuidado de la vida en un planeta vivo. Vías de recuperación de la armonía (Barcelona, www.plural-21.org).

Autor de unos sesenta artículos político-sociales, y de unos cuarenta sobre salud-y-enfermedad, especialmente sobre el montaje SIDA.

DESMONTAR EL SIDA, ESTE TINGLADO MADE IN USA



Invito a las personas que quieran aprovechar al máximo mi conferencia a prepararse poniendo en un buscador de Internet el término “SIDA” y combinándolo con alguna de las palabras “verdad”, “mentira”, “fraude”, “estafa”, “timo”, “engaño”, “trampa” o “disidentes": descubrirá un mundo enorme (aún mucho mayor si se pone los términos en inglés) que hasta ahora ha sido censurado. También les invito a repensar qué ocurrió el año pasado con la tan cacareada “terrible pandemia de terrible gripe A”. Y finalmente les invito a que, tras estos dos “ejercicios”, se pregunten por qué tantas decenas de miles de millones de euros y los esfuerzos de tantas decenas de miles de especialistas están dirigidos desde 1981 a “luchar contra el SIDA” pero no a “acabar con el SIDA”. Parece que ni el cerebro ni el corazón de políticos, administradores, responsables sanitarios, investigadores, expertos, técnólogos, médicos y terapeutas (también la mayoría de los alternativos), periodistas, miembros de comités (mal llamados) anti-SIDA, etc., pueda ni siquiera concebir la posibilidad de que el objetivo de tanto despilfarro debería ser ACABAR CON EL SIDA.

Quien así se entrene podrá comprender mucho mejor lo que voy a exponer: que el SIDA no es una enfermedad a tratar (ni siquiera alternativamente a los venenosos cócteles hospitalarios) sino un montaje construido en y desde los USA por los CDC (Centers for Disease Control, con sede en Atlanta, Georgia). Explicaré los pasos principales de la construcción del engranaje SIDA a partir de que los CDC lanzasen, a mediados de 1981, la falsedad de que habían detectado una enfermedad inevitable-mente mortal contagiosa entre homosexuales. Y resaltaré que les costó nada menos que 14 años (1981-1995) construir el engranaje SIDA tal como hoy se conoce.

Pero acabar con el SIDA desmontándolo puede ser algo muchísimo más rápido, pues el montaje SIDA es un “Castillo de naipes”. Dependerá de cómo actúe cada cual. Por ejemplo, declarándose Territorio libre del montaje SIDA.

¡Bienvenidos al vértigo (de un aspecto) de la verdad!

Lluís Botinas, presidente de Plural-21 Autor de los libros: DESMONTAR EL SIDA (aparecerá en abril) y EL VIH/SIDA ES UNA FICCIÓN. Preguntas para desmontar el SIDA, un invento “made in USA” (edición bloqueada… por ahora)



Click aquí si no puedes ver el vídeo.