Iván Arjona


Iván Arjona Pelado. Nacido en Tarragona en 1980. Se crió hasta los 17 años en un barrio de la periferia de Tarragona, llamado Bonavista. Siendo una persona muy prgmática, conoció por primera vez la filosofía religiosa aplicada de Scientology en 1997, cuando rápidamente decidió dedicar su vida a conseguir las metas de este movimiento nacido en los años 50. Se formó en la iglesia de Madrid, Copenague (donde sirvió en en un cargo a nivel Europeo), y Los Angeles (donde se encuentra la Iglesia de Scientology Internacional). Ha servido a la religión de Scientology en diferentes países como Dinamarca. Francia, Bélgica y en su país natal España, siempre realizando tareas ejecutivas y administrativas, así como dando a conocer las técnicas de Scientology en medios de comunicación nacionales y europeos.

Desde su última asignación, cuando llegó de vuelta a España en el 2005, el Sr. Arjona ha participado en numeros actos como orador invitado, como conocedor de la Libertad Religiosa y los Derechos Humanos, impartiendo canferencias en universidades como la Facultad de Derecho de la Universidad Alcalá de Henares (en la Comunidad de Madrid), la Facultad de Derecho de Universidad Autónoma de Barcelona, la Facultad de Derechos de la Universidad de A Coruña (en el Master de la Unión Europea) y conferencias en las que ha compartido mesa con profesores expertos en Libertad Religiosa, Derecho Penal, Lideres Relgiosos de diversas confesiones, así comoo con expertos en Derechos Humanos, y funcionarios públicos a nivel local, regional y nacional. También ha sido reconocido por el apoyo dado a las actividades de la Comunidad Negra en España y reivindicaciones de sus derechos como ciudadanos, habiendo conseguido por ello y en nombre de L. Ronald Hubbard el Premio Mérito a la Labor Don Emilio Castelar, que le fue entregado el pasado 17 de Febrero 2011 en la sede española de la Comisión Europea y Parlamento Europeo.

Además, desde el año 2007, conocedor del importante papel que juegan los medios de comunicación en la creación de un mundo más plural y tolerante, se ha hecho cargo de la representación pública de la religión de Scientology, siendo entrevistado en numerosas ocasiones por los medios de comuniación en prensa, radio, televisión e internet.

Habiéndose convertido en el Presidente más jóven de este movimiento en el 2002, tras sus viajes misioneros por Europa en el 2004, tras su retorno tomó de nuevo el cargo de Presidente en el año 2007.

Arjona ha defendido en numerosos foros la inexistencia de la "dicotomía" entre ciencia y religión, entre oriente y occidente, en definitiva, entre ciencia y espíritu.

"Scientology: El Puente entre ciencia y espíritu, oriente y occidente."

Gracias a los avances científicos y técnicos de los últimos cien años, hoy en día, la mayoría de la gente posee más riqueza material que sus antepasados. Sin embargo, de acuerdo a sus propias declaraciones, la mejora en la calidad de su vida no ha igualado sus ganancias materiales. De hecho, puede argumentarse que hubo un tiempo en que la gente era más feliz y estaba más satisfecha. Para algunos, la afluencia material engendra ansiedad, un temor lacerante de que si alguien no se lleva las pertenencias ganadas con tanta dificultad, el final de sus días llegará prematuramente y acabará con todo. Otros encuentran más fácil afrontar la muerte que toda una vida de esclavitud en una cadena de montaje; mientras que la mayoría, de una forma menos drástica, simplemente se dedica con empeño a una vida de silenciosa desesperación.

Incluso estando ya en el siglo XXI, la mayoría de las personas no comprende los factores que gobiernan su existencia. Sin embargo, si tuvieran una mayor comprensión de sí mismas y de sus semejantes, serían capaces de mejorar sus condiciones y vivirían vidas más felices. Éste es el propósito de Scientology: capacitar al Ser para mejorar su destino por medio del entendimiento.

Antes de Scientology, las ciencias humanas no tenían adelantos similares a los enormes progresos científicos de esta era; el conocimiento que el hombre tenía del universo físico dejó muy atrás al conocimiento de sí mismo. Las presiones resultantes de tal desequilibrio son responsables en gran medida de lo que perturba a la sociedad, y son una amenaza para nuestro futuro. Por lo tanto, cuando surgió, a principios de la década de los 50, Scientology representó para muchos, en parte, una restauración del equilibrio.

A pesar de sus muchos éxitos, la ciencia no ha dado respuesta a las preguntas que el hombre se ha planteado desde tiempos inmemoriales: Quiénes somos? De qué estamos hechos? De dónde venimos? Hacia dónde vamos? Qué estamos haciendo? De hecho, estas preguntas han pertenecido siempre a la filosofía y a la religión, pero las respuestas tradicionales quedaron desfasadas en presencia de la bomba H. Sin embargo, Scientology, al hacer uso de los mismos avances en conocimiento que condujeron a la comprensión de la física nuclear, proporcionó respuestas modernas a estas preguntas. También proporcionó métodos funcionales de aplicación que permitieron que el ser humano alcanzara la antigua meta por la que se ha esforzado durante miles de años: conocerse a sí mismo y, al lograrlo, conocer y comprender a otras personas y, en último término, la vida en sí misma.



Videos tu.tv