Isabel Nevot Espuña

  • Diplomada en Enfermería
  • Formada en trabajo de Energoterápia
  • Terapeuta gestáltica formada en el Institut Gestalt
  • Terapias con Flores de Bach
  • Formada en terapia de Constelaciones Familiares -según el método de Bert Hellinger- en el Institut Gestalt
  • Maestra Reiki


Constelaciones Familiares

El método fue desarrollado por Bert Hellinger y ha alcanzado en poco tiempo una gran difusión debido a su brevedad, originalidad, y a los cambios que produce en las personas que lo experimentan.

El trabajo está basado en la convicción firme de que todas las relaciones que se establecen entre los miembros de un sistema familiar son de Amor y que existe un Orden, dentro de ese orden las relaciones fructifican y favorecen la vida. Por el contrario, cuando ése orden no es respetado se originan conflictos y discordias internas que se pueden manifestar como problemas físicos, emocionales, mentales, etc.

Todos nacemos con unos padres, lo cual significa que pertenecemos a un sistema, a una familia. Dentro de este sistema todos tenemos nuestro buen lugar, aquel que nos corresponde por el momento de nuestro nacimiento, somos nietos, hijos, padres, abuelos... si todos estamos en el buen lugar, se produce un orden y hace que el amor fluya libremente de atrás a adelante, como fluyen los ríos del principio a fin sin ir nunca al revés.

También es importante desde ese buen lugar, dar y recibir, el intercambio es constante y para que el amor fluya hace falta que el equilibrio se mantenga, sin recibir no podemos dar. Si el orden se altera damos lugar a dinámicas que pueden tener trágicas implicaciones y que pueden afectar a varias generaciones.

Alguien dijo que para volar alto hace falta tener raíces profundas, nuestras raíces nos las da la pertenencia a un sistema y cuando no es clara nuestra pertenencia o el lugar que ocupamos, se produce en nuestra vida y en nuestra forma de relacionarnos sensación de estar perdidos y desorientados.

Por eso las Constelaciones Familiares nos pueden ayudar a encontrar ése espacio que es el nuestro y por eso, son un mensaje de sanación directo a nuestra alma y que fluye en todos los ámbitos de nuestra vida.